Continuo subiendo historietas cortas y algo antiguas al blog.

Hoy traigo algo titulado Madirovich. Un retrato.

Este cómic, que lo podíamos catalogar como cómic de terror, incluso cómic de terror psicológico, es bastante singular, porque no es una historia convencional contada a modo de planteamiento, nudo y desenlace, lo cual produjo un efecto curioso, algunas personas entendían el cómic de una manera y otras, sin embargo, veían un argumento totalmente distinto, incluso a algunos, al comentarles después que los personajes realmente no eran físicos, sino que eran las “voces” en la cabeza del tal Madirovich que estaban dialogando entre ellas, cuando releían el cómic si que lo veían finalmente tal y como yo lo plantee.
Por otro lado, gráficamente considero este cómic lo mejor que he dibujado, al menos, es de su resultado final del que mas satisfecho me siento.
Se presentó a algún concurso, participé con él en alguna exposición e incluso se publicó en algún fanzine local. La historieta es autoconclusiva  y consta tan solo de 4 páginas. Espero que os guste.

*Se puede visualizar mejor las imágenes guardándolas directamente en el ordenador y visualizándolas después con el botón derecho ‘guardarimagencomo’.

Un saludo.

Portada

Portada

pagina 1d4

pagina 1 de 4

página 2 de 4

página 2 de 4

página 3 de 4

página 3 de 4

 

página 4 de 4

página 4 de 4

Durante el pasado mes de agosto, aprovechando el periodo estival, me animé a rescatar los pinceles y las pinturas, que llevaban abandonadas demasiado tiempo en un rincón, y me decidí a pintar un óleo, de tamaño mas o menos grande: 60×49 cms. aprox, de una idea que me venía rondando en la cabeza desde varias semanas atrás.

En un principio pensé orientar esta idea para plasmarla en una camiseta, pero al final, con esto de que en verano las calurosas tardes en extremadura, para los que no gustamos ni de siesta ni de piscina acaban haciéndose bastante largas me animé, como he comentado, a trasladar esta idea a un óleo.

Se trata de un personaje triste de cuerpo infantil y enorme cabeza que protege su anonimato bajo una máscara azul (también viste como un luchador enmascarado o así) pero que, pese a cubrirse el rostro, no puede ocultar todo el dolor del desamor o sufrimiento o melancolía que su cuerpo encierra: Sus ojos tristes lo delatan. Una flecha, (de las de Cupido, no de las que matan) atraviesa de lado a lado su enorme cabeza. En el suelo, delante de él un charco de sangre que imita a un corazón.

El título del cuadro: “Iniesta se va de Fiesta“. Así lo quiso llamar mi hijo pequeño, no se lo pedí yo. El por qué de tal nombre no me lo preguntéis, y tampoco creo que mi pequeño sabría deciros de dónde lo sacó,  pero bueno, a mi como título para el oleo me parece bien.

El óleo es el siguiente:

enmascarado

Luchador enmascarado

A continuación subo una serie de imágenes que ilustran un poco paso a paso el proceso de creación o los avances que iba efectuando sobre la obra, no es un step by step pero podría parecerse. Espero que os sea interesante.

Un saludo.

IMAG0726 IMAG0732 IMAG0737 IMAG0738 IMAG0740 IMAG0742 IMAG0743 IMAG0744 IMAG0745 IMAG0750 IMAG0762 IMAG0768 IMAG0770 IMAG0823 IMAG0826 IMAG0835